A LA SOCIEDAD EN GENERAL Y A LOS MIEMBROS DE LA COMISIÓN DE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN (COTAI):

Monterrey, N.L. a 7 de julio de 2021

Desde el estallido de nuestro blog en 2017, hemos recibido incontables casos de violencia de género en los espacios educativos, siendo la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) quien más denuncias tiene y a su vez, la institución más opaca respecto al tratamiento del tema.

De las tres universidades más grandes de N.L. que publicaron protocolos, la UANL fue la última en hacerlo con medio año de distancia del ITESM y la UDEM, y solo tras la protesta en rectoría durante 2018 fue que la institución accedió a publicar su primer Protocolo de Atención para casos de Acoso u Hostigamiento Sexual. Sin embargo, uno de los mayores obstáculos que hemos tenido como acompañantes de estudiantes de la UANL, es la falta de transparencia en los procesos de denuncia. Desde #AcosoEnLaU hemos atendido a diversas juntas solicitando información sin resultado alguno, dando a entender con su indiferencia y falta de seriedad ser una institución poco sensible frente a los problemas que enfrentan al interior de su comunidad estudiantil.

En consecuencia, hace dos años se inició una solicitud de información a la plataforma de transparencia, dirigida a la UANL, para solicitar la versión pública de los expedientes concluidos de acoso y hostigamiento sexual. Esta solicitud no fue respondida por la UANL a pesar de ser sujeto obligado, por lo cual se turnó una queja a la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Nuevo León (COTAI), misma que se resolverá mañana jueves 8 de julio de 2021.

Mañana la COTAI tendrá en sus manos la propuesta de amonestar públicamente a la UANL por no entregar información sobre dicho tema o ignorarlo y con ello, abonar a la cultura de la opacidad. Por lo cual hacemos un llamado enérgico a los miembros de la COTAI a que no sean cómplices de una institución que ha traicionado a las mujeres y estudiantes de su comunidad que piden un alto a las violencias.

Las mujeres organizadas exigimos un voto de sanción a la UANL por no cumplir con su obligación de transparentar el manejo de las denuncias y sus resoluciones en tiempo y forma, ignorando cabalmente a quien acude en busca de apoyo.

Estudiantes de la UANL, mujeres organizadas, feministas, asociaciones de derechos humanos y otras instituciones: todos los ojos en los miembros de la COTAI, ¡el jueves sabremos si están o no con las mujeres!