Te doy $400 por unas horas de sexo

Yo cursaba la preparatoria en la escuela ——- 

En 2012 fui alumna de un maestro E.J, me impartía varias materias de preparatoria todo era normal como profesor a alumno. De hecho, yo lo veía todo de la mejor manera hasta que me paso algo me hizo darme cuenta que el profesor era diferente conmigo

Estaba cursando el 4to semestre de carrera en la misma institución llamada —— . Un profesor nos pidió investigar en una clase a lo cual acudí a una aplicación llamada pinterest , tranquilamente abre mi cuenta y había un inbox, yo no sabia siquiera que se mandaban mensajes por ahí y decidí abrirlo .

El mensaje era el siguiente: 

E.J.  “ hola quiero proponerte algo , te doy $400 por unas horas de sexo , no te vas a arrepentir , ademas te voy a coger bien rico”

Al ver el nombre e imagen del perfil vi que era el profesor E.J ,me di cuenta que era el profesor "buena onda" que se sentaba a un lado de mí, que me ponía likes en todas mi fotos y que siempre estaban sus felicitaciones en inbox cada que cumplía años .

Me llené de coraje, de miedo y de asco al sentir un horror por dicho mensaje .

Me hice cargo de que la institución, mi familia , amigos se enteraran de la clase de cochinada que me había escrito un profesor que me dio clase desde que yo tenia 15 años . Sólo podía imaginar el morbo con el que me vio en esos años en los que yo tuve clases con él .

Mi caso se fue a la mesa del instituto. Me dieron una semana para investigar al mensaje enviado por el maestro y encontraron, efectivamente, que sí fue él.

Después de haber estado 3 semanas con el profesor en la misma institución y edificio, fue una experiencia horrible. También lo fue que los mismos directores de la institución pusieran en duda mi caso por tener amistad con el profesor .

Seguí con una denuncia, y seguiré en pie hasta demostrar que esa persona no debe seguir impartiendo clases y menos a menores de edad.

Nos intenta saludar de beso a la fuerza

 "Apenas estoy cursando 3er semestre y tengo una materia que se llama Desarrollo Histórico de la educación de México, y el profesor que imparte esta materia siempre nos intenta saludar de beso a la fuerza, se acerca mucho para hablarnos, al igual que lanza miradas que son incomodas. Un día me cito a su oficina para hablar de mi promedio, ya que dice que "estoy bajando", pero me dio miedo ir. Que triste que no pueda venir a estudiar por miedo y asco a que este profesor nos acose de cierta manera."

Nos recomienda ver porno para educarnos

Tal vez no parezca nada, y no es el caso de un hombre que me haya tocado o algo así, pero en ese tiempo me sentí intimidada por la profesora LF del -- Campus Hidalgo.

Estudié mi prepa y mi carrera en esa escuela en Pachuca, me gradué hace 10 años de la carrera, pero en mi tiempo de prepa yo era menor de edad. Esa maestra es médico de profesión, pero no ejerce, además tiene maestrías en áreas que no son de medicina. De hecho, vino a Hidalgo a empezar desde cero en áreas administrativas.

Yo mencioné a algunos profesores de que ella usaba la clase para darnos ejemplos de su vida sexual, aunque la materia no tuviera que ver con salud ni nada parecido. Antes de eso, yo le hice una consulta en privado acerca de un tema delicado debido a su profesión de médico. Por ese tiempo yo le mencioné a mi director de carrera que era molesto que nos platicara su vida sexual, y también se lo dije algunos profesores que me llegaban a preguntar acerca de mis clases. No sé si se enteró que yo había mencionado eso, pero de repente les contó a varias de mis compañeras con lujo de detalles la consulta que yo le había hecho en confidencialidad médica, una de ellas incluso se burló de mí. Me acusaban por contarle mi vida privada a la doctora en vez de quedarme callada.

Me sentí muy apenada y jamás pude reclamar porque tenía miedo que me juzgaran, o que más personas supieran los detalles de mi vida privada que ella había tenido el descaro de divulgar. Durante mi tiempo en Campus Hidalgo, sólo una profesora me apoyó moralmente al respecto, los demás decían "es que es LF" y nadie nunca hizo nada. La verdad ya me daba miedo decirle a alguien algo acerca de ella, ya fuera su falta de profesionalidad como doctora o como maestra.

He tenido amigos que han llevado clases con ella y me dicen que sus clases son muy subidas de tono, aunque en general a los hombres les parece gracioso y las chicas no se quejan queriendo hacerse las profesionales. Lo peor es que algunos de sus alumnos todavía son menores de edad y, aunque los chavos estén despiertos, no creo que sea apropiado que un adulto sea tan irresponsable, y no tenga castigo. En más de una ocasión nos recomedó ver porno para "educarnos", jamás fue tarea obligatoria, pero era la recomenación de una profesora de la universidad privada más prestigiosa del país y se me hace, como mínimo, poco profesional.
Aparte de todo, su calidad como profesora siempre dejó mucho que desear, no está al nivel del prestigio de la universidad."

Se aprovechaba de su posición para hacer ofrecimientos inapropiados

"Esto ocurrió ya varios años atrás con un profesor de la -- su nombre es LC, daba varias materias en ingeniería. Me parece morboso dar detalles por lo cual no lo haré. Sin embargo, se aprovechaba de su posición para hacer ofrecimientos inapropiados, recuerdo su primer acercamiento pidiéndome mi número celular para ayudarme, ya que tenia muchas faltas por un problema de salud y necesitaba asesorías. Al anotarlo no paraba de temblar (me imagino sabia que hacia mal o lo quería para algo mas ) me dijo que mi belleza lo ponía nervioso. Una vez me aplico un examen fuera de la institución debido a una falta que tuve, y termino tomándola como una oportunidad para acosarme y tocarme en su auto. Es terrible ver tantas historias de pseudoprofesores que no pueden mantener una postura profesional ante una labor tan importante como la docencia."

Quiero que sepan que hay hombres que también sufrimos acoso

 "Estudié doctorado en filosofía en la facultad de ciencias políticas y administración pública de la universidad autónoma de nuevo león.  Allí el doctor investigador CMM me pidió en su oficina una felación a cambio de calificar la materia "seminario de investigación". Al negarme me reprobó.

Presenté una denuncia en la SEP, además en la facultad. En la facultad me pidieron que cambiara de programa doctoral, y la SEP me tomó la información una abogada que me aconsejó denunciar a la escuela por negarme el derecho a la educación. Antes de actuar legalmente el código de ética de la UANL nos exhorta a solucionar las problemáticas de manera interna. Por lo mismo, me comuniqué con el coordinador del programa del doctorado, el doctor OLC y le avise que tomaría esta medida legal apoyado en la serie de derechos que habían violado conforme al reglamento de posgrado de la universidad, y además que mi decisión de tomar una vía fuera de la interna fue motivada por el agravio causado por la conducta del profesor conmigo, en especifico su petición de sexo oral que me pareció grotesco. Frenó mi carrera académica. 

Él fue trasladado a Puebla a un año sabático después de la acusación que hice en la facultad, en la SEP y también la hice pública a mis familiares y amigos además de tomar asesoría legal privada que por la falta de pruebas físicas inclinaban a perder el caso (pues mi propia voz no es suficiente para reclamar esto).

Los primeros prejuicios que tuve fueron sobre las calificaciones, el público de la facultad que se enteró alegaban que quería "mejorar" mi calificación. Tengo un historial de calificaciones promedio (licenciatura 8.3, maestría 9.3) y nunca he sido un estudiante sobresaliente pero jamás he tenido la necesidad de tener un problema con la autoridad o con un profesor a causa de un soborno, ni lo he intentado, ni me lo habían solicitado en mis 10 años recorriendo la preparatoria, la licenciatura, la maestría y fue hasta el doctorado dónde fui acosado por un hombre definido como abiertamente homosexual.

Yo no tengo prejuicio para la ideología de género y soy abiertamente heterosexual, no tengo historial de ninguna conducta homosexual ni me rodeo de personas con las que se tengan conversaciones de carácter de relaciones entre hombres, es decir, yo no tengo ninguna característica ideológica que haya incitado al profesor, ni tengo ninguna actitud homosexual para haberle dado estimulo a su conducta. Esto sucedió en marzo del año 2016. Lo comparto por que quiero que sepan que hay hombres que también sufrimos acoso, sufrimos el silencio de las autoridades académicas y/o jurídicas, sufrimos el prejuicio de la sociedad estudiantil y de la opinión pública. Saludos cordiales."

"Pierden más ustedes que los maestros",

"En la Escuela Normal -- de Montemorelos hay muchos casos de acoso sexual, los maestros son un grupo de amigos, el profesor VR , El profesor LT, el profesor LM, el Profesor IC están acostumbrados a acosarnos a las alumnas, cuando vamos al cubiculo revisando algun examen o algo asi nos hacen tocamientos o si hay mal resultado en un examen nos proponen tener relaciones sexuales a cambio de una calificación. 

Incluso a un maestro lo sorprendieron teniendo relaciones con una alumna en el estacionamiento, pero la ex-directora solapaba todo esto todo esto ya que su esposo y su hijo siempre han sido participes del acoso, incluso uno de los maestros ha hecho que varias alumnas aborten. Ya en una ocasión nos manifestamos colgando una manta en la entrada, e inmediatamente la quitaron y lo que nos decía la directora es que perdemos más nosotras que los maestros."

Tenemos miedo porque es el mejor amigo del director

Me da mucha pena decirlo y mas ahora que el maestro A H es subdirector de la Facultad de ciencias políticas de la -- pero hace ya cuatro años que sali de la carrera y recuerdo que me daba una de esas clases de relleno en la que los maestros nunca van, y él no era la excepción. Las pocas veces que fue solo contaba chistes, y hablaba con las chavas del grupo. Él le pedia a mi amiga que lo acompañara siempre hasta su oficina, y se iban platicando. Cada vez fue más evidente que cuando él iba y hablaba al grupo, se dirigía principalmente a ella.

Casi al final del semestre este señor nos dice que el trabajo final iba a ser una carne asada pagada y organizada por el grupo y ahi nos iba a calificar segun como saliera la fiesta. A mi amiga le toco ser de las que organizó todo, y solo le reportaba a él. En la fiesta él puso el dinero para las botellas, y pues esta de más decir que todos se emborracharon.

Cuando ya era tarde él empezo a bailar con ella y a mitad de la fiesta, aprovechando que todos estabamos distraidos viendo como aventaban a unos amigos a la alberca, se desaparecieron. A la semana siguiente no volvió mi amiga y nos topamos en segunda oportunidad, pero ya no era la misma, era como si Despues de preguntarle varias veces que le pasaba, nos contó que aprovechando cuando ella fue al baño la llevo por la fuerza a un cuarto, que la habia aventado en la cama y comenzó a besarla, que despues de resistirse, él la intento calmar y le dijo que estaba jugando que no lo tomara a mal, que le ofreció ayudarla en sus materias pero que ya no lo quiso ver.

El siguiente semestre se fue a la noche y se por otras amigas que nos hemos encontrado afuera que ella no ha sido la única pero no hacen nada porque se tiene el temor a decir estas cosas sobre este maestro ya que es el mejor amigo del director.

Hicieron que me cansara del sistema

"En la FIC se vive toda clase de acoso, los maestros pueden lograr fastidiarte tanto que hacen que termines saliendote de la carrera que tanto esfuerzo te costo. Hicieron que me cansara del sistema, quien levantaba la mano resultaba ser un alumno problema, me señalaron como tal, todo porque desde un inicio a uno de los ingenieros de la planilla de ese tiempo no le quise aceptar una salida a comer, porque no le hice caso de no juntarme con amigos en una facultad de puros hombres, donde el 10% de la poblacion total de la carrera eran mujeres.
Fui con psicologos, llegue a creer incluso que en verdad yo era un problema.
Intentas aguantar, intentas quedarte callada. No me imagino cómo hay mujeres que fueron tocadas y abusadas por maestros y tienen el valor y la fuerza de seguir. Cuando ellos generaron en mi un cansancio mental, un fastidio; terminé incluso despreciando la carrera, se truncó mi vida académica. Me hacian creer que no sabia, que era burra, estudiaba noches y días seguidas sin dormir y aun así no lograba pasar mis examenes, no sabia realmente si en verdad mi capacidad de entendimiento y razonamiento era nulo, o si los maestros me atacaban, juegan con tu mente de manera que te desquisian.
Me cabie de universidad yendome a la -- y descubri que tenia buen promedio, un maestro de la -- tambien daba clases en la facultad de ingenieria civil de la --, incluso él mencionaba las diferencias entre una universidad y otra, en la privada me hicieron ver que mi conocimiento y mis capacidades era tan competitivas y aptas como las de cualquier otro estudiante.

En la Uni me cansaron, un maestro de edad avanzada decia que le demostrara a la clase si yo era tan buena como me veia, que asi como me gustaba levantar las piernas no podia ir a levantarlas a la clase, todo porque puse mis pies en el posa libros debajo de los bancos. Yo entrenaba lima lama, fui campeona de categoria y por dar patadas elevadas para el yo era una mujer facil que le levantaba las piernas a toda la clase, y mis compañeros hombres se burlaban. Decia que si así como "estaba tan buena" les demostrara que era buena frente del grupo, que pasara para que hiciera problemas.

No se vale, que por maestros como ellos las mujeres como yo, que exijimos respeto y levantamos la voz nos pongan el pie en el cuello de modo que no nos quede de otra más que tomar nuestras cosas he irnos. Porque es suficiente con los problemas en casa y todavía, ver si le caemos bien o no al maestro.

El día que quieran cuento mi historia. Para muchos no es nada, para muchos debí de quedarme callada y seguir, muchos me dicen aguantate y regresa. 
Aún lloro si me acuerdo, aún recuerdo textualmente las palabras de los maestros, no todos tenemos la misma fuerza ni el mismo caracter para seguir, habemos otros que nos afecta realmente, vivimos en una sociedad en la cual luchamos para ser aceptados y que no nos molesten. Era una estudiante que tenia que darme de golpes para ganarme una beca y pagar mis estudios, jamás me quejé. Me esforzaba por conseguir un semestre de clases, para todavía tener que sacar fuerza para tolerar el trato prepotente y engreído de ciertos maestros.

Como en todo hay cosas buenas y malas, en la FIC hay maestros buenisimos, que se dedicaban a dar clases y enseñar, esos maestros son los que me daban esperanza, pero los malos terminaron con todo eso.

Esta tan mal la universidad que un alumno no pasa sin acordeón, y el que pasa sin acordeon es aquel que tarda mas de 6 años para salir.

No quería contar nada, todo se los he dicho a grandes rasgos, porque no gano nada, ya perdí, perdí mucho y el contarlo no me hace recuperar mi tiempo perdido.

El principal maestro que me acosaba perdió la vista, pero todavía siguen maestros y sistema malo en la -- y en la FIC. Realmente no sé qué me haría sentir mejor, el saber que alguien escucha, que alguien dice "yo tambien estuve igual" y saber que no estas loca, que todo el tiempo estuviste en lo correcto, que no era una exageración.

Me infundieron miedo de hablar, puedo señalar al ingeniero C como la persona principal en influir mi decisión de salir de esa facultad. Al director quien me calificó de una persona "violenta y peligrosa" para y ante la integridad fisica de los que en ese tiempo eran mis compañeros. Puedo señalar a los maestros que sin temor alguno frente a los demas alumnos le decian a las muchachas que pasaban "está bien buena", como lo acostumbra ahacer el Dr. JJD que anteriormente fue acusado por una alumna de FIME por acoso y de FIME lo cambiaron a la FIC porque el Sr. estaba metido en el PRI de las planillas de Apodaca, y por no destituirlo y por sus contactos solo lo cambiaron de facultad. Me hicieron ver que la que habla "está loca", que estoy mal por ir "en contra del sistema" y como me dijo C "no fui una alumna entregada" (si saben a lo que me refiero).

Tengo la fuerza de querer gritar y exponerlos y que los señalen como me señalaron a mi pero a la vez tengo miedo de que mi vida se vuelva a frenar como en aquel tiempo.

Ojalá esto no solo sea un blog donde simplemente decimos y hablamos y contamos, ojalá entre todos nos podamos ayudar a sentirnos mejor, a que quienes detuvimos nuestro camino podamos hacer por continuarlo y sobre todo por curar esas ideas malas que generamos de nosotras mismas, porque al menos yo, conociendo mis capacidades y habilidades que son muchas no me siento capaz de estudiar de nuevo. Me cansé, y realmente estoy consciente del daño, pero el sentimiento que tengo no me permite confiar en mi misma, y esa sensación es horrible, porque sabes que fuiste buena en algo y ahora no confías más en ti.

Nos toca seguir adelante y practicamente es conformarnos con lo que nos tocó, quedarte callada porque uno "es el que está mal ante la sociedad"."

Me pidió que me desvistiera, yo tenía 15 años.

“Cuando experimentas el abuso sexual es difícil darte cuenta. Al menos que sea una violación más o menos explícita, el abuso fácilmente puede pasar desapercibido. Es decir, en ciertas situaciones el abuso sucede de manera no anunciada, repentinamente, como un balde de agua fría, es velado y poco claro. Se alcanza a percibir que algo no está bien, pero no se está  totalmente segura de por qué.

Cuesta tiempo, muchas veces el mismo tiempo es el que te ratifica que fuiste abusada sexualmente porque no olvidas ese momento. En mi caso fue hace hace 17 años y lo hizo RME. Al poco tiempo de haberlo conocido, pidió tomarme unas fotografías para un archivo que estaba haciendo –sí, es el que toma fotos, ese que tiene o tenía un café en el Barrio Antiguo-, y yo accedí. Llegué al lugar de la cita, una casa con un estudio en el centro de la ciudad, francamente me había sentido emocionada que “un artista” se interesase en tomarme fotos ¡a mí!, como si fuese de lo más normal que eso sucediera así, de la nada, sin ser amigos, sin una relación laboral… sólo porque sí. Tenía 15 años, y no es que la edad predetermine, pero sí, un poco sí, al menos en mi caso.

El tipo iba con sus hijos chicos, uno ya caminando y otro en carreola, lo cual me dio confianza. Después de unas fotos, me pidió quitarme la blusa. Yo lo pensé, lo dude, me sentí un poco presionada pero tampoco me asustó, partía del hecho de que existía un respeto. Él me dijo que era algo común, que a varias de sus amigas y otras mujeres las fotografiaba desnudas. Yo accedí.

El caso fue que en un momento él dejó la cámara, se acercó, dijo no sé qué y después que quería ver parados los pezones, puso sus dedos sobre mi seno, lo acarició y apretó. Yo me quedé sin entender qué había pasado. En ese momento él dejó la cámara, yo me vestí y me fui. Lo pensé y lo repensé, luego me dio vergüenza decirlo y preferí olvidarlo. Obviamente, de las fotos nunca supe nada.

Ahora no me da pena, no me considero víctima ni tengo un trauma al respecto, si lo veo no lo voy a evadir, probablemente lo confrontaría.

El abuso o acoso sexual va más allá de lo sexual. Tiene que ver en como los hombres se relacionan por la vida, desde qué posiciones, desde qué condición,  cómo ven y aprecian a la otra. No es un caso que se da de manera aislada, quien abusa una vez abusa varias. Porque así se relaciona con las mujeres, violentamente, asquerosamente. Cualquier intento de redimirse, es un acto de autoindulgencia desde el privilegio y el cinismo."