"Te invito a cenar, qué tiene de malo"

Cuando estaba en primer semestre, solía estudiar en el pasillo de A2 y X pasaba muy seguido por ahí para hacerme la plática. No era mi maestro, sólo lo veía en los pasillos. Un día me dijo que me quería invitar a cenar, yo le dije que si no estaba mal, y se mostró sorprendido ¿Por qué habría de estar mal?, me dijo. Le dije que no, porque era maestro y porque NO quería salir con él. La verdad me molestó que me preguntara con tanta autoridad y sin conocernos. Desde ese día no me saluda ni me voltea a ver. Escribo esto porque los maestros ni siquiera lo creen capaz de hacer esto, dicen que es muy "serio", cuando lo cierto es que es un secreto a voces que sale con alumnas. Yo le dije que no, pero muchas cayeron.