Quería que le diera besos en la mejilla

Acabo de leer uno de los testimonios, donde una chica relata que el maestro O.C. le bautizó como Sirena, de la obra teatral de Casona; a mi también me llegó a llamar Sirena (mi nombre) de manera muy insistente, como si de alguna manera fuera su alumna favorita o algo, nunca me mandó mensajes como a esta chica, pero si era muy incómodo estár cerca de él, se siente siempre una mirada pesada y vibras feas. A fuerzas quería que le dieran beso en el cachete y te obligaba a leer el diálogo de la sirena. Creí respetar a este maestro, not anymore, me da asco.