"¿Quieres pasar?", señaló al piso y a su entrepierna.

"Estaba cursando el 8vo semestre de Lic. en Contaduría y Finanzas en la --. 

El profesor se llamaba GS, era maestro de la carrera de contabilidad y un día hice una pregunta. Me señaló con el tercer dedo, y después lo puso en su cabeza diciendo: "piensa, L, piensa". Comenté en la mesa con mi padre (mega machista) y me dijo, si quieres pasar la materia, pídele una disculpa: algo hiciste mal. 

Fui a su oficina, y le pido una disculpa. Y, me pregunta "¿quieres pasar?" y yo le digo que sí. Después me señala al piso con sus ojos, después señala su entrepierna y me quedo callada.

Repitió su pregunta, yo le volví a decir que sí quería pasar. Volvió a repetir lo mismo de mirar hacia el piso, y después hacia su pene, pero más enojado y levantando su entrepierna hacia la puerta (donde yo estaba). 

No le quise decir a nadie porque no era muy estudiosa. Me iban a decir que "quería quemarlo", porque me iba más o menos en la clase."