Quiero que sepan que hay hombres que también sufrimos acoso

 "Estudié doctorado en filosofía en la facultad de ciencias políticas y administración pública de la universidad autónoma de nuevo león.  Allí el doctor investigador CMM me pidió en su oficina una felación a cambio de calificar la materia "seminario de investigación". Al negarme me reprobó.

Presenté una denuncia en la SEP, además en la facultad. En la facultad me pidieron que cambiara de programa doctoral, y la SEP me tomó la información una abogada que me aconsejó denunciar a la escuela por negarme el derecho a la educación. Antes de actuar legalmente el código de ética de la UANL nos exhorta a solucionar las problemáticas de manera interna. Por lo mismo, me comuniqué con el coordinador del programa del doctorado, el doctor OLC y le avise que tomaría esta medida legal apoyado en la serie de derechos que habían violado conforme al reglamento de posgrado de la universidad, y además que mi decisión de tomar una vía fuera de la interna fue motivada por el agravio causado por la conducta del profesor conmigo, en especifico su petición de sexo oral que me pareció grotesco. Frenó mi carrera académica. 

Él fue trasladado a Puebla a un año sabático después de la acusación que hice en la facultad, en la SEP y también la hice pública a mis familiares y amigos además de tomar asesoría legal privada que por la falta de pruebas físicas inclinaban a perder el caso (pues mi propia voz no es suficiente para reclamar esto).

Los primeros prejuicios que tuve fueron sobre las calificaciones, el público de la facultad que se enteró alegaban que quería "mejorar" mi calificación. Tengo un historial de calificaciones promedio (licenciatura 8.3, maestría 9.3) y nunca he sido un estudiante sobresaliente pero jamás he tenido la necesidad de tener un problema con la autoridad o con un profesor a causa de un soborno, ni lo he intentado, ni me lo habían solicitado en mis 10 años recorriendo la preparatoria, la licenciatura, la maestría y fue hasta el doctorado dónde fui acosado por un hombre definido como abiertamente homosexual.

Yo no tengo prejuicio para la ideología de género y soy abiertamente heterosexual, no tengo historial de ninguna conducta homosexual ni me rodeo de personas con las que se tengan conversaciones de carácter de relaciones entre hombres, es decir, yo no tengo ninguna característica ideológica que haya incitado al profesor, ni tengo ninguna actitud homosexual para haberle dado estimulo a su conducta. Esto sucedió en marzo del año 2016. Lo comparto por que quiero que sepan que hay hombres que también sufrimos acoso, sufrimos el silencio de las autoridades académicas y/o jurídicas, sufrimos el prejuicio de la sociedad estudiantil y de la opinión pública. Saludos cordiales."